APADRINA A UN NIÑO

Padrino y Madrina de un niño de Casa PACO

El camino que un Niño debe seguir cuando se encuentra en situación de abandono, cuando quienes debían procurar su bienestar, su seguridad, su dignidad, no han tenido las posibilidades o no han querido asumir sus responsabilidades, suele ser de soledad, vacío y oscuro. Iluminar su andar, pero sobre todo caminar de la mano juntos no es sencillo, requiere primero que el Niño recupere la confianza en personas adultas, de encontrarse en un lugar seguro, de recuperar una vida digna. En PACO día a día vemos nuevamente la sonrisa de los Niños al recuperar esa confianza, sentir la seguridad de estar en un Hogar en el que las oportunidades a las que todo Niño tiene Derecho son una realidad: ir a la escuela, cuidar su salud, tener amigos, jugar, hacer tareas, aprender un oficio, una casa, alimentación, vestido, personas adultas que les quieren y cuidan, pero sobre todo no perder lo más valioso que poseen: Su Infancia. Quienes estamos en PACO no caminamos solos con los Niños, existen personas que también Iluminan nuestro andar: LOS PADRINOS Y MADRINAS, así es, Padrinos y Madrinas quienes saben que con su ayuda aseguran que exista luz en la vida de los Niños de PACO. Ser Padrino y Madrina de un Niño de PACO, es ser parte de PACO, es acompañarnos y juntos tomar de la mano a un Niño y poner luz en su camino, ese sendero que pudo ser de soledad, desconfianza y sin acceso a una vida digna. Significa colaborar con una Misión en la que devolvemos al mundo parte de lo que nos ha dado, significa dar a un Niño la posibilidad de seguir siendo Niño en un lugar digno y seguro. Ven y Camina con Nosotros.
paco-logo-100-x-71.png

Gral. Lucio Blanco N°32,
Venustiano Carranza, CDMX,
15460

SIGENOS

Copyright © Promoción y Acción Comunitaria I.A.P. {2021}. Todos los derechos Reservados.

Search